Pole Pole

pole-pole

Tanzania es un país para recorrer sin prisas, es ideal para “saborearlo”.

En swahili se emplea una palabra que es casi un modo de vida, la palabra es Pole Pole, que significa despacio, sin prisas.
La forma de vida del tanzano reza mucho con ese significado.

Para los occidentales, el tiempo es algo que tenemos que exprimir al máximo, pues siempre queremos acabar lo que estamos haciendo para hacer lo siguiente.
En cambio, para el tanzano, el tiempo hay que saborearlo, y si quieres disfrutar de su país hay que dejarse llevar por su rol.
De hecho, muchos tanzanos nos dicen que por tener prisa no quieren morirse de un ataque al corazón je je je

pole pole

Aunque reconozco que para disfrutar de un Safari en Tanzania, el ritmo pole pole es más que recomendable, no lo es así para trabajar en este país, pero bueno, con paciencia, mucha paciencia, y una sonrisa, se consigue casi todo.

Os cuento una anécdota que ocurre en muchos casos, en Tanzania, y que le pasó a mi socio Ángel, que, desde hace años, reside en allí, en Arusha.

Resulta que un día se fue a un bar de comidas local, dispuesto a tomar el almuerzo.

Llegó y se sentó en una de las mesas, y tras 10 min de espera, consiguió que una de la s camareras acabará su charla y viniera a atenderle (hasta aquí algo normal je je je).

Transcribo el posible diálogo que pudo darse en esa situación:
– ¿Quiere comer algo?
– Si
– ¿Qué quiere para beber?
– Una cerveza fría
– Ok
(la camarera se va, y mi socio se da cuenta que no ha pedido la comida)

Al cabo de 5 minutos viene la camarera con la cerveza, aunque de fría poco, vamos a dejarlo en fresquita, y Ángel le pregunta:
– ¿Qué hay para comer?
La camarera se vuelve a marchar.
(mi socio piensa, tranquilo Ángel, tómate la cerveza que la cosa ya está en marcha).

Después de unos minutos, esta vez no demasiados, la camarera viene con una carta de menú.
(Ángel, comienza a leer el menú, pensando, ¡vaya sí que esta surtido este bar! tienen de todo, ¡más de 20 platos para elegir!)

Mi socio se decide por la carne estofada, y llama a la camarera, y le pide ese plato de carne estofada.
La camarera, con pose de cansada, le dice:
– Hoy no hay estofado
– Oh vaya!, pues cordero
– Tampoco hay
– Bueno pues ¿qué tenéis hoy para comer?
– Carne o pescado
– Ok pues tráeme carne

(Durante la media hora larga que tarda en traerle la comida, a mi socio le da tiempo para pensar el por qué trae esta extensa carta si solo tienen carne o pescado……, pero bueno, ¡”this is Africa,”! y se continua tomando su cerveza con una sonrisa, y adoptando la filosofía africana que te hace disfrutar de las cosas, y olvidarte del resto.)

pole pole

Pasada la media hora, llega la camarera y le pone en la mesa un plato de humeante pescado.
Sorprendido mi socio, le pregunta:
– ¿esto es pescado?
Y ella con toda naturalidad le dice:
– Yes
– Pero a ver…. ¡yo te he pedido carne!
– Carne no buena, mejor pescado
Y la camarera se marcha.
Por lo que mi socio se quedó riendo solo y comiendo pescado.

Pero claro, esto hubiera quedado así, si no ves, que al cabo de un rato, en la mesa de al lado, a unos clientes les han servido carne.
Con lo cual, Ángel mira a la camarera y ella, por respuesta, le da una de esas sonrisas africanas que te desmontan.
(mi socio piensa…. mejor no preguntes Ángel).

En fin, esto es un anécdota, pero sirve, a modo de ejemplo, sobre lo que os comentaba de la forma de vida y ritmo africano, pues realmente, si quieres disfrutar de este país, lo mejor es adaptarse a su pole pole , y saber vivir el momento.

Mi socio me comentó, que ¡oye! ese día me dieron de comer, me hicieron reír, y me regalaron esta anécdota, y nada de eso estaba incluido en el menú 🙂

 

Comparte esta página:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Got Something To Say:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *